PRÓXIMAS ACTIVIDADES

* PRESENTACIÓ DEL LLIBRE: CRÒNIQUES DE XAUEN'

Presentació del llibre Cròniques de Xauen. Dietari d'una antropòloga al Marroc (Cossetània, 2017), d'Ivone Puig Artigas.

Dia 6 de juliol, a les 7 de la tarda, a la Llibreria Documenta (Pau Claris 144, Barcelona), amb la participació de l'autora i Halil Bárcena.


¡... Eyval·lah ...!

AVISO PARA NAVEGANTES

Amigas y amigos:

Bienvenidos al blog del "Institut d'Estudis Sufís" de Barcelona (Catalunya - España), un centro catalán e independiente, dedicado al estudio de la obra del místico persa Mawlânâ Rûmî (1207-1273) y el cultivo del sufismo mevleví, en nuestro ámbito cultural.

Aquí hallarán información puntual acerca de las actividades públicas (¡... las privadas son privadas!) que periódicamente realiza nuestro Institut. Dichas actividades públicas están abiertas a todo el mundo, ya que nadie ha encendido una luz para ocultarla bajo la cama, pero se reserva siempre el derecho de admisión, porque las perlas no están hechas para los cerdos.

Así mismo, hallarán en el blog diferentes textos y propuestas relacionados con el islam espiritual, el sufismo y la sabiduría tradicional. Es importante saber que nuestra propuesta sufí está enraizada en la sabiduría coránica y la
sunna muhammadiana, con lo que no es de orden terapéutico, ni pertenece a la categoría de la auto-ayuda, el crecimiento personal, el coaching u otros sucedáneos.

El blog está pensado como una herramienta de trabajo para todos aquéllos que tienen un sincero interés por Mawlânâ Rûmî, en particular, y la senda del sufismo islámico, en general. Por ello, sus contenidos se renuevan semanalmente. Si se suscriben al blog podrán recibir información puntual sobre todas las novedades que se produzcan.

Para cualquier tipo de consulta o información, no duden en poneros en contacto con nosotros, a través de nuestra dirección de correo electrónico: sufismo786@yahoo.es

También nos pueden encontrar aquí:

Reciban un cordial saludo derviche, sean quienes sean y lo que sean, estén donde estén, y muchas gracias por su visita. Pero, antes de concluir, una advertencia importante: tal vez el nuestro sea el único blog sufí del mundo en el que se escribe acerca del noble y caballeresco deporte del rugby (y del deporte tradicional en general). Por consiguiente, quien tenga excesivas manías al respecto no hallará aquí su lugar.

¡Huuuuuuu ... !

Halil Bárcena
Director de l'IES

Yâ man Hû...!

Yâ man Hû...!

CONTACTO

Si está interesado en los contenidos del presente 'blog',
póngase en contacto con el 'Institut d'Estudis Sufís' aquí:

lunes, 4 de agosto de 2008

De la mentira


"Muéstrate como eres y sé como te muestras"


Mawlânâ Rûmî (m. 1273)








Comentario:

La pobreza es, entre otras muchas cosas, una realidad inmoral. Sin embargo, existe un tipo de pobreza sobre la que pocas veces se repara. Se trata de la pobreza que no se ve, y que es, ciertamente, aterradora, más incluso, me atrevería a decir, que la pobreza material. Existen, pues, muchas pobrezas. Una de ellas es consecuencia de la mentira. Porque mentir nos hace pobres, muy pobres, del mismo modo que la verdad y la franqueza nos enriquecen y nos hacen realmente humanos. Mentir nos empobrece y, todavía más, nos enferma. Y es que la mentira es una enfermedad, cuya primera víctima es la capacidad de amar. El derviche es un ser transparente y veraz: muestra lo que es y es lo que muestra. No hay en él ni tretas, ni estrategias, ni doblez, pues no persigue nada de nadie, ya que no lo necesita. Su obrar es desinteresado, pura gratuidad, algo que en un mundo como el nuestro, que se ahoga en las aguas ponzoñosas de la hipocresía y la mentira, constituye una rareza insultante. Halil Bárcena

sábado, 2 de agosto de 2008

De la poesía


"Yo pienso en rimas y mi Bienamado me dice:
No pienses más que en verme.
Siéntate cómodamente, amigo mío,

tú que compones rimas;
pues es en Mi presencia cuando versificas con felicidad.
¿Qué son las palabras para que pienses en ellas?
Las espinas del seto que rodea la viña son.
Sumergiré en la confusión las palabras,

los sonidos, los discursos, a fin de que,
sin estas tres cosas, pueda yo conversar contigo"


Mawlânâ Rûmî (m. 1273)



Comentario:

De siempre, los derviches más insignes del pasado, sobre todo los de raíz persa, han sentido una querencia irreprimible e indisimulada por la poesía; por la poesía y la música, que, por lo demás, tanto tienen en común. Así, el mensaje inaudito del sufismo persa se ha transmitido durante siglos mediante versos y cantos, a través de la poesía y la música. Con todo, el derviche no es un poeta al uso. Más aún, no se considera a sí mismo un poeta, un mero manipulador de palabras, sonidos y ritmos. Y es que el derviche poeta compone poesía a pesar de sí mismo. Estamos, pues, muy cerca de la negación del arte como tal. Todos los creadores y artistas sufíes han huido del esteticismo sin más, conscientes de los riesgos de desviación de la senda que éste comporta. No hay en su poesía ni rastro de exhibicionismo, ni pirotecnias estilísticas, nada que deje entrever que, en realidad, son grandes maestros tanto del decir como del callar, de la palabra y del silencio. Los derviches poetas han forjado su arte sin perder de vista las siguientes palabras del profeta Muhammad, tan reveladoras de la concepción islámica de la belleza: “Si buscáis a Dios, descubriréis forzosamente la belleza, pero si buscáis la belleza, no es seguro que descubráis a Dios". Los derviches han experimentado hasta el vértigo dicha búsqueda de la divinidad. Y algunos lo han hecho desde el arte de la composición poética. De sus obras nos conmueve sobremanera la parte no dicha del poema y en la que realmente se halla la poesía. Halil Bárcena

Muda elocuencia


"Aunque el comentario hablado pueda aclarar,
el amor mudo es aún más claro"

Mawlânâ Rûmî (m. 1273)








Comentario:

En ocasiones, la palabra divide, sobre todo cuando no es una palabra nacida del silencio, sino de la inconsistencia de nuestro yo fenoménico, que es por definición pasajero y finible. Dicha palabra egoica separa y confunde, mientras que el silencio une. Al amor, que es la expresión superlativa del silencio, cuando amante, amado y amor son uno, le sobran las palabras y los argumentos, los cómos, los porqués y los paraqués. El amor está hecho de silencios y complicidades, de miradas y de gestos que dicen lo que la mente es incapaz de conceptualizar y la lengua no alcanza a articular. El amor es mudo, pero comunica, ¡vaya si comunica! El derviche se expresa mediante dicho lenguaje; esa es su auténtica lengua y no otra. Zabân-e hâl, muda elocuencia, expresión del estado interior, lo denominan los derviches persas. Halil Bárcena

Lecturas recomendadas

  • Abbas Kiarostami, Compañero del viento (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 2006).
  • Avinash Chandra, El ccientífico y el sabio. Los límites de la ciencia y el testimonio de los sabios (J.J. de Olañeta, 2016).
  • Cristina Cruces Roldán, El flamenco y la música andalusí. Argumentos para un encuentro (Carena, 2003).
  • E.M. Cioran, De lágrimas y de santos (Tusquets, 2008).
  • Khalili, Una asamblea de polillas (Mandala, 2012).
  • Leonard Lewisohn (ed.), The Philosophy of Ecstasy. Rumi and the Suf Tradition (World Wisdom, 2014).
  • Masood Khalili, Los susurros de la guerra (Alianza, 2016).
  • Olga Fajardo (ed.), La experiencia contemplativa. En la mística, la filosofía y el arte (Kairós, 2017).
  • Ramon Llull, Llibre del gentil i dels tres savis (Claret, 2016).
  • Rebeca Retamales, Análisis simbólico de la tauromaquia (Egartorre, 2006).
  • Seyyed Hossein Nasr, Islam in the modern world (HarperOne, 2012).
  • Thierry Zarcone, Le croissant et le compas. Islam et franc-maçonnerie, de la fascination à la détestation (Dervy, 2015).
  • Xavier Melloni, Sed de ser (Herder, 2013).

¡Ah... min al-'Eshq!

"A nosotros que, sin copa ni vino,
estamos contentos.
A nosotros que, despreciados o alabados,
estamos contentos.
A nosotros nos preguntan: “¿En qué acabaréis?”.
A nosotros que, sin acabar en nada,
estamos contentos"

Mawlānā Ŷalāl al-Dīn Rūmī

¡... del movimiento a la quietud!

... de la palabra al silencio !!!

"Queda mucho por decir,
pero será Él quien te lo diga
para que lo entiendas, no yo"

Mawlânâ Yalâl al-Dîn Rûmî (m. 1273)